¡Ya tengo mi GastroJardín! ¿Y ahora qué hago?

  1. Reparte el sustrato entre las cuatro macetas y reserva una pequeña parte. Presiona ligeramente con los dedos la tierra y vuelve a echar hasta el borde y sigue reservando para el final una pequeña capa.
  2. Esparce una parte de las semillas en las macetas. Puedes guardar algunas para futuras cosechas. 
  3. Cúbrelas con una fina capa del sustrato reservado y riega con delicadeza. Es muy importante mantener el sustrato húmedo durante todo el período de germinación.
  4. Coloca tu GastroJardín en un área soleada
  5. Riega cuando el sustrato esté moderadamente seco, con la precaución de no regar en exceso.
  6. Cuando alcancen una altura de un centímetro conviene eliminar algunas plántulas, dejando crecer las más vigorosas
  7. Tienes la posibilidad de enterrar las macetas biodegradables directamente en tu jardín o maceta mayor donde tus plantas alcanzarán un tamaño mayor.
  8. Disfruta y cuida tus plantas

¿Por qué es necesario eliminar plántulas?

Las plantas necesitan un espacio suficiente a su alrededor para crecer fuertemente. Por ello te recomendamos que quites muchas de ellas cuando alcancen en torno a 1 cm. Es tan simple como tirar de ellas con la punta de los dedos. Lo ideal es que esas plántulas que elimines las trasplantes en otra maceta o al menos las aproveches para aderezar una ensalada o bien una sabrosa tortilla. 

Queremos asegurarnos de que tu siembra sea exitosa, por eso nuestros paquetes de semillas contienen muchas más de las necesarias para que, en caso de tener algún problema puedas repetir la operación.

 

Consejos Prácticos

LUZ  

Ya sea en exterior en los meses de primavera o en interior durante todo el año, debemos ubicar a nuestras plantas aromáticas en un lugar preferentemente soleado. La clave está en situarlas en un sitio que esté protegido del frío intenso. Comprueba que no estén cerca de una fuente de calor y que haya suficiente luz solar. 

La orientación perfecta es la sur.  

RIEGO

Una pista para saber la frecuencia de riego es fijarse en las hojas. Si ves que se debilitan a menudo significa que la frecuencia de riego debe ser mayor. Sin embargo, ten precaución de no regar en exceso pues los problemas que ocasiona, son peores que la falta de agua. Si no tienes mucha habilidad con las plantas, obsérvalas con atención, a medida que pasa el tiempo te darás cuenta de sus necesidades hídricas. 

GERMINACIÓN

 Si queremos germinar dentro de casa lo ideal es situar la jardinera orientada hacia el sur. Si hace mucho frío y la jardinera está cerca de una ventana puedes ponerla por las noches encima del frigorífico que le aportará algo de calidez por la noche, factor beneficioso para la germinación de las semillas.

A medida que van creciendo ve moviendo la jardinera de orientación para que las plantas no se inclinen sólo hacia un lado en busca de la luz. 

Otro consejo para una germinación exitosa es el mantenimiento de la tierra húmeda( pero no encharcada). Lo necesitan para desarrollar raíces fuertes.  

 

Cosecha

Es tan sencillo como cortar lo que necesitemos siempre por encima de una yema para que la planta pueda seguir desarrollándose.

También procuraremos no cortar siempre las hojas más maduras. Lo ideal es intercalar una madura con una joven para favorecer el desarrollo de la planta. 

 

 
 
 

 ¿Cuánto tardarán en crecer?

Como norma general tardarán entre 5 y 7 días en germinar. Después su crecimiento depende de si son plantas anuales (como la albahaca o el cilantro) o perennes ( como el orégano y el tomillo). Estás últimas tardarán más en crecer pero luego te harán compañía muchos años.

 

Recetas

Si no sabes qué cocinar con tus plantas sigue nuestro blog. También puedes inspirarte a través de  nuestro Pinterest.